Desde Calamuchita se exportan alfajores, budines y pan dulce a varios países de latinoamérica.

Gran Valle, la marca de alfajores, budines y pan dulce de Nuevo Rumbo S.A. crece y se expande. La tradicional fábrica de Santa Rosa (ex Ordecom) produce manjares que comercializa en 14 provincias argentinas y países como Chile, Venezuela y Paraguay.

Entre todas las líneas de productos llegan a los 700.000 kilos anuales y una cifra cercana a los 400.000 panes dulces, a más de 130.000 unidades de budines y casi a 1.000.000 de docenas de alfajores sin contar los biscochuelos, las  “madalenas” y las  “materitas” (un pan dulce ideal, justamente, para el mate de la tarde).

“Estamos incorporando la norma BPM (Buenas Prácticas de Manufacturas) lo que fortalecerá la calidad de nuestros productos y  de todos los procesos”, indicó Alberto Maffei, responsable comercial de la firma que tiene  más de 40 años de sólida trayectoria en nuestra zona. Derivada de la empresa Ordecom, (hoy dedicada solamente a producción agraria), Nuevo Rumbo S.A. lleva adelante una clara política de capacitación y desarrollo de todo sus empleados  “porque esto es fundamental para lograr mayor eficiencia y garantizar nuestros productos que no sólo llevan nuestra marca ya que también fabricamos para muchos clientes que los comercializan con sus propias sellos”, indicó Maffei al tiempo que mostró la satisfacción de Nuevo Rumbo tras la experiencia de formar parte del programa “Conociendo mi Pueblo” que lleva adelante la municipalidad de Santa Rosa y que está orientado a que los alumnos de las escuelas primarias de la localidad descubran y valoren todos los vectores que movilizan la economía local.

Nuevo Rumbo emplea a más de 35 personas de manera estable. Este número se incrementa en la temporada de pan dulce, producto que comercializan en el mercado nacional y en el extranjero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *