publicite en El Valle

Vista AéreaEl pasado sábado se realizó la prueba de presión del sistema primario de transporte de calor de la Central Nuclear Embalse, importante hito del Proyecto Extensión de Vida que permitió verificar el cumplimiento de los requerimientos de calidad y seguridad establecidos por la Autoridad Regulatoria Nuclear para el área nuclear.

El alcance del Proyecto está dado por el retubado del reactor, el cambio de los generadores de vapor, el aumento de potencia y la actualización de la instalación, con el objetivo de reacondicionar la Planta para operar por 30 años más.

Como parte de las acciones de la última fase de este proyecto, el 30 de septiembre finalizó el montaje e instalación de los componentes del reactor y se dio inicio al proceso de retorno al servicio de la Central.

En este marco, el sábado 20 de octubre a las 14:44 hs concluyó la prueba de presión del sistema primario de transporte de calor. La evaluación consistió en llenar con agua pesada este sistema y presurizarlo a distintos niveles de presión.

Este hecho es un hito fundamental en el proceso de retorno al servicio de la Central, que posibilitó confirmar que todos los trabajos llevados a cabo en el área nuclear cumplen con los requerimientos de calidad y seguridad establecidos por la Autoridad Regulatoria Nuclear.

Representa, además, la finalización de las actividades de retubado del reactor y reemplazo de generadores de vapor.

La concreción exitosa de esta prueba permite continuar con las tareas, teniendo como próximo hito la recarga del combustible nuclear en el reactor.

La Central Nuclear Embalse finalizó su primer ciclo operativo el 31 de diciembre de 2015, cumpliendo durante más de tres décadas de operación con los más altos estándares de seguridad.

A lo largo de su trayectoria la comunidad internacional del sector nuclear la reconoció por su excelente performance y siempre se mantuvo entre los diez primeros puestos del ranking mundial de centrales nucleares


Publicite

Suscribirse al newsletter